Viernes Santo

36

El Viernes Santo es un día muy significativo de la Semana Santa y en él se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret para perdón de los pecados.

Viernes Santo

El Viernes Santo, la Iglesia católica manda a sus fieles guardar ayuno y abstinencia de carne como penitencia.

En la religión católica, en el Viernes Santo no se celebra la eucaristía. En su lugar, se celebra la “Liturgia de la Pasión del Señor” a media tarde del viernes, a las 15:00, hora en la que se ha situado la muerte de Jesús en la cruz.

El comienzo de esta celebración es en silencio. Este día la Iglesia no celebra la Eucaristía y ningún sacramento, a excepción de la Reconciliación y de la Unción de los Enfermos.

Entre las actividades de este día están el Vía Crucis, el Sermón de las Siete Palabras del Señor Jesús en la Cruz; las procesiones con la imagen de Cristo y de su Madre Dolorosa, entre otros.

Vía Crucis

La expresión latina “Vía Crucis” significa “camino de la Cruz”, es decir, el que recorrió Cristo durante su Pasión, desde el Pretorio de Pilatos hasta el Calvario.

El Via Crucis es una manera de recordar la pasión de Jesús y de revivir con Él y acompañarlo en los sufrimientos que tuvo en el camino al Calvario.

Esta costumbre viene desde finales del siglo V, cuando los cristianos en Jerusalén, se reunían por la mañana del Viernes Santo a venerar la cruz de Jesús. Volvían a reunirse al empezar la tarde para escuchar la lectura de la Pasión.

Se divide en catorce estaciones que narran, paso a paso, la Pasión de Cristo desde que es condenado a muerte hasta que es colocado en el sepulcro.

El Via Crucis se reza caminando en procesión, como simbolismo del camino que tuvo que recorrer Jesús hasta el Monte Calvario. Hasta adelante, alguno de los participantes lleva una cruz grande y es el que preside la procesión. Se hacen paradas a lo largo del camino para reflexionar en cada una de las estaciones, mediante alguna lectura específica.

El sermón de las Siete Palabras

El Sermón de las 7 palabras es una reflexión sobre las últimas palabras que Jesucristo pronunció en la Cruz.
  1. Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc 23,34)
  2. Hoy estarás conmigo en el Paraíso” (Lc 23, 43)
  3. He aquí a tu hijo: he aquí a tu Madre” (Jn 19, 26)
  4. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mt 27, 46)
  5. Tengo sed” (Jn 19, 28)
  6. Todo está consumado” (Jn 19,30)
  7. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” (Lc 23, 46)

La tarde del Viernes Santo presenta el drama inmenso de la muerte de Cristo en el Calvario. La cruz erguida sobre el mundo sigue en pie como signo de salvación y de esperanza.