Las 15 mejores frases del Papa Francisco en su 2°. aniversario

13

Bueno, quizá a alguno no le parezcan las mejores. Seguro que todos tenemos las nuestras. Lo que sí es cierto es que el Papa acaba de cumplir dos años al frente de la Iglesia y no ha pasado un solo día en el que no haya dicho o hecho algo verdaderamente rompedor e impactante. No es un papa que se mueva a base de titulares en la prensa, muy al contrario es un hombre de profundas convicciones y que sabe a dónde va. Convencido de su misión, incluso últimamente ha hecho referencia a que su papado será breve. Él sabrá… El tiempo es un bien demasiado precioso para malgastarlo.

1. “¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!”. Así lo señaló en su primer encuentro con los periodistas tras resultar elegido en el cónclave.

2. Tras su llegada a Brasil, la comitiva que trasladaba al Papa se confundió de recorrido. Su coche era un simple utilitario y tenía una seguridad mínima. En el avión, le preguntaron si no tuvo miedo. Su respuesta fue: “Gracias a que tenía menos seguridad he podido estar con la gente, abrazarla, saludarla sin coches blindados. La seguridad es fiarse de un pueblo. Siempre existe la posibilidad de que un loco haga algo, pero la verdadera locura es poner un espacio blindado entre el obispo y el pueblo”.

3. “¿Quién de nosotros ha llorado por la muerte de estos hermanos y hermanas, de todos aquellos que viajaban sobre las barcas, por las jóvenes madres que llevaban a sus hijos, por estos hombres que buscaban cualquier cosa para mantener a sus familias? Somos una sociedad que ha olvidado la experiencia del llanto… La ilusión por lo insignificante, por lo provisional, nos lleva hacia la indiferencia hacia los otros, nos lleva a la globalización de la indiferencia”. Y es que cientos, miles de personas están muriendo ahogados desde hace años en el mar Mediterráneo en su búsqueda desesperada de trabajo y dignidad, huyendo de sus países y buscando oportunidades en Europa. Es el drama de la inmigración cuyo símbolo es la isla italiana de Lampedusa.

4. “La falta de trabajo te lleva a sentirte sin dignidad. ¡Donde no hay trabajo no hay dignidad! Y esta tragedia es la consecuencia de un sistema económico que ha puesto en el centro a un ídolo que se llama dinero. El actual sistema económico nos está llevando a la tragedia. Los ídolos del dinero nos están robando la dignidad”. Es difícil decirlo con más claridad. El lugar escogido para pronunciarlas fue la isla italiana de Cerdeña.

5. “Gracias a la fe, hemos descubierto la dignidad única de cada persona, que no era tan evidente en el mundo antiguo”. Una dignidad que empieza a ser rescatada con el cristianismo. Estas palabas son de la Encíclica Lumen Fidei, n. 54.

6. “La luz de la fe no disipa todas nuestras tinieblas, sino que, como una lámpara, guía nuestros pasos en la noche, y esto basta para caminar” (Lumen Fidei n. 57).

7. “Cuando una familia no tiene ni para comer porque tiene que pagar el préstamo a los usureros, eso no es cristiano, es inhumano”. La justicia es un tema muy claro para este papa. Es un pecado grave aprovecharse de los más débiles.

8. La mafia calabresa “es la adoración del mal, el desprecio del bien común. Tiene que ser combatida, alejada. Nos lo piden nuestros hijos, nuestros jóvenes. Y la Iglesia tiene que ayudar. Los mafiosos no están en comunión con Dios. Están excomulgados”. Un comentario fácilmente trasladable a otras latitudes, no tan lejanas a nosotros.

9. “No cierren la salvación de las personas dentro de las constricciones del legalismo. El derecho está orientado a la salvación del hombre”. Con estas palabras, el Papa pedía a los miembros de la Rota romana flexibilidad y gratuidad en los procesos de nulidad matrimonial.

10. “Los comunistas nos han robado la bandera de los pobres“. En una entrevista al diario italiano ‘Il Messagero’ explicó que la pobreza está “en el centro del Evangelio” y que es una causa cristiana desde hace 20 siglos.

11. “Agradezco el hermoso ejemplo que me dan tantos cristianos que ofrecen su vida y su tiempo con alegría. Ese testimonio me hace mucho bien y me sostiene en mi propio deseo de superar el egoísmo para entregarme más”. (Evangelii Gaudium n. 76).

12. “A los sacerdotes les recuerdo que el confesionario no debe ser una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor que nos estimula a hacer el bien posible”. (Evangelii Gaudium n. 44).

13. En el Museo del Holocausto de Jerusalén, en donde se recuerda a los millones de judíos asesinados por los nazis dijo: “¿Quién te ha corrompido? ¿Quién te ha desfigurado? ¿Quién te ha contagiado la presunción de apropiarte del bien y del mal? ¿Quién te ha convencido de que eres dios? No sólo has torturado y asesinado a tus hermanos, sino que te los has ofrecido en sacrificio a ti mismo, porque te has erigido en dios”.

14. “El hombre ha renunciado a la búsqueda de una luz grande, de una verdad grande, y se ha contentado con pequeñas luces que alumbran el instante fugaz, pero que son incapaces de abrir el camino” (Lumen Fidei n. 3).

15. “La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento“. (Evangelii Gaudium n. 1).